sábado, 22 de mayo de 2021

Biscotti de Almendras

 

Dentro de la gastronomía toscana, encontramos los biscotti;
 una de las "galletas" más famosas y ricas para acompañar el café, té o un buen vino dulce,
 ya que debido a su textura seca y crujiente, son ideales para mojar.
 
Existen en la toscana una gran variedad de recetas parecidas,
 con pequeños cambios entre sus ingredientes, aunque las más famosas y apreciadas
 son los cantuccini  o biscotti di Prato,
 que se diferencian de otras por no llevar mantequilla, leche, aceite ni levadura. 

El nombre de biscotti viene dado por el significado de bis-cotto (cocido dos veces):
 La masa se cuece una primera vez hasta lograr una especie de bizcocho.
 Se saca del horno y se corta en caliente en rebanadas de 1 cm.
 volviendo a cocer las rebanadas obtenidas hasta lograr que se sequen.

 De este modo, se obtiene un producto que aguanta mucho tiempo sin pasarse
 y que resultan deliciosos a cualquier hora del día.

Ingredientes
 


- 3 huevos
- ralladura de naranja
- extracto de almendras
- 170 g. de azúcar
- 350 g. de harina
- 10 g. de levadura química
- una pizca de sal
- 100 g. de mantequilla en pomada
- 200 g. de almendras con piel



Para pincelar

- 1 yema de huevo
- 1 cucharada de leche



Preparación



- Poner en un bol los huevos, ralladura de naranja, extracto de almendras y azúcar y batir con unas varillas o cualquier robot de cocina, hasta que el azúcar se disuelva.

- Añadir la harina, levadura y sal y mezclar con una espátula.

- Incorporar la mantequilla en pomada (debe estar muy blanda) e integrar todos los ingredientes hasta que quede bien homogénea la masa (es una masa muy pegajosa).

- Añadir las almendras y distribuir entre la masa hasta que queden bien integradas.

- Enharinar la encimera, volcar la masa y dividirla en dos porciones iguales.

- Con la ayuda de un poco de harina, formar un par de cilindros del mismo tamaño (unos 25 x 4 cm). 

- Colocar en la bandeja del horno, sobre papel sulfurizado.

- Batir la yema con la leche y pincelar ambas porciones de masa.



- Meter en horno precalentado a 170º y hornear unos 20 minutos o hasta ver que ya empiezan a tomar color y están consistentes para poder manejarlos sin que se rompan.

- Dejar templar unos 5 minutos sobre una rejilla y en cuanto se puedan tocar con las manos sin que quemen, cortar rebabadas con un buen cuchillo de sierra de forma oblicua y de 1,5 cm. de espesor aprox.




- Colocar las galletas en la bandeja de pie (como se ve en la foto) y dejando un especio entre ellas.




- Hornear 5/8 minutos a 160º o hasta ver que ya están bien secos y dorados. Los biscotti tienen que quedar bien secos. Si fuera necesario, dejar un poco más dentro del horno apagado.

- Cuando ya estén en su punto, sacar del horno y dejar enfriar totalmente sobre una rejilla.

- Guardar en una lata o recipiente hermético, y aguantarán bastante tiempo en perfectas condiciones.







1 comentario:

RECOMENZAR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.