jueves, 6 de junio de 2019

Fusilli a la Marinera

Después de probar la pasta (o la pizza) en Italia,
 siempre quedará el recuerdo de ese sabor... esa textura... ese aroma a basilico
 que inunda todos los restaurantes o trattorias y ese ambiente bullicioso y único...

 En esta ocasión he tratado de acercarme a uno de los platos allí degustados,
pero aunque está buenísimo, no es lo mismo...

 Supongo que como les sucedería a los italianos si pretendieran reproducir en su país la fabada,
 o algo tan simple como la tortilla de patata ;-)

 En fin, aunque el plato es a la española,
 lo que si recomiendo es que siempre que se prepare pasta, ésta sea italiana a ser posible,
 pues el resultado final no tiene comparación con las que se fabrican en nuestro país.



Ingredientes


- 300 g. de fusilli (que sea pasta de buena calidad, a ser posible italiana)
- 500 g. de almejas
- 1 kg. de mejillones
- 8 langostinos
- 3 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 2 tomates maduros
- 1/2 vaso de vino blanco
- fumet de marisco, de las cabezas de los langostinos (ver receta)
- unas ramas de albahaca (basilico)



Preparación



- Poner las almejas en remojo durante 1 hora en abundante agua fría con un puñado de sal, para que suelten la posible arena que puedan tener.

- Lavar los mejillones, eliminar las barbas y cocer al vapor hasta que se abran.

- Retirar del fuego, quitar las cáscaras (dejar alguna como adorno) y reservar.

- Quitar las cabezas y pieles a los langostinos (dejar alguno entero para adornar), y preparar el fumet de marisco (ver receta)
.
- Cortar los langostinos en 2 ó 3 trozos y reservar.

- Sofreìr un poco los ajos bien picados, y antes de que tomen color, añadir la cebolla picada bien menuda.

- Cuando la cebolla esté en su punto, añadir los tomates rallados y cocer unos 10 minutos.

- Incorporar el vino blanco y dejar unos minutos a fuego fuerte hasta que se evapore el alcohol.

- Añadir el fumet de marisco y dejar cocer el conjunto unos minutos para que se mezclen bien los sabores.

- Cocer la pasta en abundante agua hirviendo con un puñadito de sal y sacar un par de minutos antes de lo que indique el fabricante (es muy importante que la pasta sea de una buena calidad, a ser posible, italiana).



- Echar en la salsa que teníamos preparada, las almejas, mejillones, cuerpos de los langostinos y la albahaca picada.


- Añadir la pasta cocida, mezclar todos los ingredientes y colocar encima los langostinos enteros reservados.

- Cocer todos los ingredientes un par de minutos, espolvorear con otro poco de albahaca fresca picada y servir.


jueves, 23 de mayo de 2019

Pan de Molde con Tang Zhong



Hace años publiqué un pan con el método del Tang zhong: 

 El resultado de este método asiático, es un pan increíblemente tierno, esponjoso, suave y se conserva en perfectas condiciones por unos días. 

La técnica consiste en preparar con anterioridad al amasado una especie de papilla,
 cociendo una pequeña parte de harina en la proporción correspondiente de agua.

 Esta papilla se mezcla con el resto de ingredientes en el momento del amasado, dando como resultado
 un pan de molde fantástico :-)

Ingredientes


Para elaborar el Tang zhong

- 40 g. de harina
- 200 g. de agua



Para el pan

- 680 g. de harina de fuerza
- 70 g. de azúcar
- 12 g. de levadura fresca de panadería
- 30 g. de leche en polvo
- 12 g. de sal
- 250 g. de leche
- 1 huevo M
- 220 g. de tang zhong
- 50 g. de aceite
- semillas de sésamo negro


Preparación del Tang zhong

- Poner el harina y el agua del tang zhong a cocer a temperatura media, removiendo contínuamente y evitando que hierva. Al llegar a la temperatura de 65º comenzará a espesar.


- Cuando la mezcla tenga un aspecto de gel blanco, con una textura similar a las natillas, será el momento de apagar el fuego y dejar que enfríe totalmente. Sacar a un recipiente y tapar. Se puede preparar el día antes, conservándolo en el frigorífico.


Preparación del Pan


- Poner en un recipiente  la harina, azúcar, levadura, leche en polvo, y sal. Mezclar todos los ingredientes.

- Añadir la leche, huevo, tang zhong y aceite. Amasar hasta lograr una textura suave y elástica.

- Formar una bola y dejar tapado hasta que doble su volumen.

- Cuando haya levado, sacar la masa a la mesa de trabajo y dividirla en 6 partes iguales.

- Bolear y dejar levar las bolas de masa tapadas, hasta que aumenten de volumen.



- Una vez que estén levadas, estirar con el rodillo cada una de las bolas formando un rectángulo y plegar la masa en dos como si fuera un sobre.


- Girar la masa 90º, estirar de nuevo y enrollar, creando un poco de tensión, formando un rulo.

- Sellar la costura de la unión apretando con los dedos, y dejar la costura en la parte de abajo.

- Colocar en un molde untado de aceite o forrado con papel vegetal para facilitar el desmoldado.



- Tapar el molde con un paño o papel film y dejar que doble su volumen.

- Cuando haya levado, pintar con huevo batido y espolvorear con semillas de sésamo negro.

- Meter en horno precalentado a 180º y cocer 30 minutos, o hasta ver que ya está dorado.

- Sacar sobre una rejilla metálica y dejar enfriar totalmente.