jueves, 21 de marzo de 2019

Trenzas de Brioche con Nata


Con cualquier masa tipo brioche, el éxito está garantizado,
  por lo que estas trenzas tiernas, suaves, con un ligero sabor a nata, mantequilla, limón, vainilla...
son un regalo perfecto para comenzar el día 😊

Ingredientes


- 200 g. de nata
- 150 g. de leche
- 15 g. de levadura de panadero
- 120 g. de azúcar
- una cucharadita de concentrado de vainilla
- ralladura de 1 limón
- 1 huevo
- 500 g. de harina de fuerza
- una pizca de sal



Preparación


- Templar la nata con la leche en el microondas

- Añadir la levadura desmenuzada y disolver en el liquido

- Agregar el azúcar, vainilla, ralladura de limón y el huevo y mezclar todos los ingredientes.

- Incorporar la harina y la sal y amasar hasta obtener una masa fina y elástica.

- Meter la masa en un bol untado de aceite y tapado con un paño o papel film y dejar levar hasta que doble su volumen.

- Una vez levada, sacar sobre la mesa de trabajo y desgasificar.

- Dividir la masa en dos porciones para estirarla con más facilidad.

- Estirar una de las porciones, dejándola con un grosor como de 1/2 cm.

- Cortar tiras de unos 2 cm. de ancho por 20 de largo y hacer las trenzas.





- Colocar las trenzas en la placa del horno. Tapar con un paño de cocina y dejar levar hasta que doblen el volumen.

- Una vez levadas, meter en horno precalentado a 180º unos 20 minutos.

- Sacar del horno sobre una rejilla metálica y pincelar en caliente, con un poco de agua.

- Espolvorear con abundante azúcar glas.



viernes, 15 de marzo de 2019

Pan Hojaldrado



Hace años que he publicado este pan hojaldrado,
 y lo sigo preparando de vez en cuando porque aparte de su bonito aspecto, es un pan fantástico.
Con corteza dorada y crujiente, miga densa y un delicioso sabor al aceite de oliva,
 creo que no se le puede pedir mucho más a un pan ;-)

Para elaborar esta receta, es necesario preparar un prefermento con unas cuantas horas de antelación.
 Lo idóneo es prepararlo el día anterior y dejar en reposo toda la noche en el frigorífico,
 ya que de este modo, el pan gana en aroma y sabor.

*Se puede hacer sólamente con harina de fuerza blanca si no se quiere añadir harina integral.
*Se puede untar con mantequilla en vez de aceite y quedará algo más hojaldrado,
 pero con aceite de oliva siempre será más saludable.



Ingredientes para el prefermento

- 50 g. de harina de fuerza
- 30 ml. de agua
- 1 g. de levadura seca de panadería


Para la masa final

- 125 g. de harina de fuerza
- 125 g. de harina integral
- 3 g. de levadura seca de panadería
- 125 ml. de agua
- 20 g. de aceite de oliva virgen extra
- 5 g. de sal
- el prefermento


Para pincelar la masa

- 30 ml. de aceite de oliva virgen extra



Preparación del prefermento

- Mezclar la levadura con el agua un poco templada y añadir a la harina.

- Amasar y formar una pequeña bola.

- Dejar en un recipiente tapada con papel film hasta que doble su volumen.

- Una vez que haya levado, meter en el frigorífico hasta el día siguiente.




Preparación de la masa final


- Sacar el prefermento del frigorífico, echar en un bol junto con el agua templada y desmenuzar la bolita de masa.

- Añadir el aceite de oliva.

- Incorporar los dos tipos de harina y la levadura.

- Mezclar todos los ingredientes y añadir la sal (es importante añadir la sal al final, para que no entre en contacto directo con la levadura)

- Amasar la mezcla hasta lograr una textura suave y elástica.

- Dejar levar tapada hasta que duplique su volumen.

- Una vez que haya levado, cortar en dos porciones del mismo tamaño.

- Estirar cada una de las partes formando un rectángulo de 25 x 15 cm. aprox.

- Pincelar con una brocha con un poco de aceite de oliva



- Plegar la masa como si fueran los dobleces del hojaldre: los dos extremos de la masa hacia el centro y pincelar de nuevo con aceite.



- Plegar por la mitad la masa formando cuatro capas, como si fuera un libro.




- Girar la masa 90º y estirar de nuevo formando un rectángulo de unos 20 x 10 cm.



- Pincelar de nuevo con un poco de aceite.

- Enrollar apretando un poco para que las capas queden bien pegadas y no se abra demasiado la masa al cocer.

- Sellar la costura resultante y dejar ésta en la parte de abajo del pan (tener cuidado no sellar los bordes para que las puntas del pan adquieran ese bonito aspecto).



- Hacer un corte profundo, de unos 3 cm. en el centro de la masa, dejando unos 2 cm. sin cortar en los extremos.



- Dejar levar tapado hasta que doble su volumen.

- Cuando hayan levado, pincelar de nuevo con aceite de oliva

- Meter en horno precalentado a 200º y hornear unos 30 minutos o hasta ver que ya están dorados. Es conveniente hornear con vapor los primeros 15 minutos para lograr una corteza bien dorada y crujiente.

- Cuando se vea que están bien dorados, y al golpearlos en la base suene a hueco, sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.