jueves, 26 de abril de 2012

EMPANADA DE CABALLA CON MASA FACIL DE Mª JESUS


Masa para empanada, copiada del blog de Labidú "Con la Luz de mi Cocina"




Para la masa

- 250 g. de margarina a temperatura ambiente
- 200 g. de vino blanco
- 20 g. de vinagre
- 3 cucharadas de aceite de girasol
- 20 g. de sal
- 1 cucharadita de postre de levadura química (royal)
- 1 kg. (aprox.) de harina (yo utilicé 900g.)


Para el relleno

- 3 ó 4 caballas 
- 1 cebolla
- 1 pimiento rojo
- 1 pimiento verde
- 3 huevos cocidos


Preparación


- Poner las caballas en un recipiente apto para microondas y untarlas con un poco de aceite. Cocer unos minutos. Lo justo para conseguir despegar con facilidad la piel de las espinas y la piel.

- Eliminar la piel y espinas de la caballa y reservar.

- Cocer los huevos, pelarlos y reservar.

- Picar las verduras y freirlas en un buen aceite de oliva. Cuando estén en su punto, dejar a la espera hasta que se enfríen.

- Poner la harina sobre la mesa de trabajo en forma de volcán.

- Echar en el centro, el vino blanco, vinagre, sal, aceite, levadura y la margarina a temperatura ambiente.

- Amasar hasta lograr una masa que se despegue de las manos. Tiene que quedar más bien blanda, pero muy elástica.

- Formar una bola y hacer una cruz. Dejar reposar por dos horas, pasadas las cuales, las cruz habrá desaparecido, lo que significa que ya se puede utilizar, aunque si se tuviera prisa, se puede utilizar de inmediato.

- Dividir la masa en dos, dejando una de las mitades un poco más grande que la otra, que será la que se utilice para la base de la empanada.

- Estirar la masa con el rodillo y cubrir el fondo del molde que se vaya a utilizar. Pinchar la masa con un tenedor en repetidas ocasiones para que no se hinche.

- Extender las verduras que se tenían a la espera, cuando éstas ya hayan enfriado. Sobre las verduras distribuir la caballa desmenuzada y sobre ésta, colocar los huevos cortados en rodajas.

- Estirar la otra mitad de la masa y colocar sobre el relleno.

- Recortar los bordes de la masa y sellar apretando o dando forma de repulgue.

- Barnizar con huevo batido y decorar al gusto con la masa que sobra. Barnizar de nuevo y hacer un agujero en el medio de la masa para que ésta respire y no se hinche.

- Meter en horno precalentado a 180º con aire y por abajo, durante 30 minutos, y a continuación poner aire arriba y abajo unos 5 minutos más (hasta ver que queda bien dorada).

- Dejar templar, y sacar del molde, dejándola sobre una rejilla hasta que enfríe.