viernes, 5 de marzo de 2021

Tarta de Peras y Melocotón con Tartaleta de Queso



Las tartas de frutas siempre son un acierto, ya que generalmente, se convierten en un postre agradable sin resultar pesadas ni excesivamente dulces.
 Esta, es una tarta sencilla y que no lleva mucho tiempo.
 Se compone de una base de masa que se maneja con facilidad y no necesita ningún tipo de cocción previa.
 A continuación se añade la fruta sin pelar,
 simplemente quitar las semillas y cortar en láminas muy finas
 y finalmente, se baña con la crema, que es similar a la crema pastelera, pero sin ningún tipo de cocción.
 Se cubre con almendras laminadas y todo ello se hornea al mismo tiempo.
 El resultado a los 45/50 minutos, es una tarta con una base crujiente,
 rellena de un montón de fruta, una crema similar a la pastelera y la almendra crujiente...
 ¡¡Deliciosa y fácil!!



Ingredientes para la tartaleta

- 120 g. de queso fresco 
- 80 g. de mantequilla fría
- 120/140 g. de harina
- una pizca de sal



Para el relleno 

- 2 peras
- 3 melocotones

- 60 g. de azúcar
- 2 huevos
- 1 cuchta de esencia de vainilla
- ralladura de 1 limón
- 2 yogures naturales
- 35 g. de maicena

- 50 g. almendra laminada
- azúcar glas



Preparación de la tartaleta

- Echar en un bol el queso bien escurrido, la mantequilla bien fría y cortada en dados, la harina y la sal y amasar hasta que todos los ingredientes queden bien integrados. No necesita mucho amasado, simplemente se trata de que se unan homogéneamente todos los ingredientes. Si la masa resultara demasiado seca, añadir unas cucharadas de agua hasta lograr una textura manejable.

- Cuando la masa ya esté lista, envolver en papel film y meter en el frigorífico unos 30 minutos para que la mantequilla se enfríe y se pueda estirar con facilidad.

- Elegir un molde, preferiblemente desmontable, para facilitar el desmoldado de la tarta, y untar éste con mantequilla.


- Una vez que la masa ya esté manejable, estirar con un rodillo sobre un papel de cocina  y cubrir con la masa la base del molde, con la ayuda del papel. (También se puede estirar sobre la mesa de trabajo bien enharinada).

- Ajustar la masa a las paredes del molde y recortar los bordes con un cuchillo o con el mismo rodillo.



Preparación de la crema

- Batir el azúcar con los huevos y vainilla hasta que todo quede bien mezclado.

- Añadir los yogures y ralladura de limón y mezclar de nuevo.

- Incorporar la maicena y volver a mezclar hasta que no queden grumos.



Montaje de la tarta

- Cortar en rodajas lo más finas posible las peras y los melocotones, (no es necesario pelar la fruta) y distribuir sobre la tartaleta que teníamos preparada.

- Verter la crema sobre la fruta.

- Distribuir la almendra laminada sobre todo el relleno.

- Meter en horno precalentado a 180º unos 45/50 minutos o hasta que al pinchar en el centro,  se compruebe que está cocida.

- Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

- Espolvorear con azúcar glas.

- Desmoldar  y colocar en el plato de presentación.



1 comentario:

CHARO dijo...

Este tipo de postres son ideales como final de una buena comida, ya que gustan a todos y no resultan pesados. me gusta mucho además el relleno tipo crema que lleva, es diferente a otros que conocía