sábado, 17 de noviembre de 2018

Pasta de Dátiles


Nos están recomendando que rebajemos (o que eliminemos) 
la ingesta de azúcar refinada por sus efectos nocivos,
  y sabemos que este tipo de azúcar está presente hasta en los embutidos 😠

 Es el momento de buscar alternativas lo más saludables posible. 

Una de ellas (a parte del azúcar de caña, panela, siropes naturales, miel, etc), es la pasta de dátiles.

 Está cargada de propiedades beneficiosas, y es un modo de endulzar nuestras tostadas del desayuno, yogures, galletas, bizcochos, cereales... 
sabiendo que le estamos aportando a nuestro organismo elementos saludables.

La receta no puede ser más sencilla,
 por lo que es una pena que no tengáis este producto en vuestros frigoríficos,
 ya que además, se mantiene mucho tiempo en perfectas condiciones.

  Por otro lado, aunque podemos encontrar dátiles en los mercados durante todo el año,
 la mejor época para consumirlos es ahora en otoño,
 que es cuando se produce su recolección.




Ingredientes


- Dátiles frescos
- Agua


Preparación


- Buscar dátiles frescos de la mejor calidad posible (si no se encuentran frescos, hay que ponerlos en remojo unas horas, hasta que ablanden).

- Quitar el hueso y poner en la batidora.

- Añadir agua: la cantidad de agua dependerá de la textura que se quiera lograr. 

- Batir hasta lograr una textura como de un puré.

- Meter en un tarro de cristal con tapa y conservar en el frigorífico.


sábado, 10 de noviembre de 2018

Tarta de Manzana Fácil


Después de un periodo de descanso es hora de retomar la rutina :-)

Un blog de cocina requiere bastante dedicación, por lo que es necesario "desconectar" de vez en cuando,
 pero como contrapartida, retomar de nuevo la labor, da cierta (mucha) pereza...

 Lo que sucede, es que a l@s que nos gusta cocinar, continuamos haciendo pinitos con lo fogones,
 y nos gusta tener nuestras recetas organizadas de alguna forma, y el blog es una buena opción.

 En fin, espero que todos los que me visitáis os encontréis estupendamente,
 y a aquell@s amig@s que también contáis con un blog,
 pasaré a visitaros en cuanto pueda, para ponerme al día de tantas cosas ricas que me habré perdido. 

La tarta de hoy es un básico, fácil y sin complicaciones con la que me inicié en mis primeros intentos en repostería, hace de esto ya... ¡¡¡ unos cuantos años (muchos ;-) !!!

Ingredientes


- 2 huevos
- 200 g. de azúcar
- 200 ml. de leche
- 150 g. de mantequilla en pomada
- 200 g. de harina
- 1 sobre de levadura tipo Royal

- 1 cucharadita de canela en polvo
- una pizca de sal
- 4 manzanas de un tamaño mediano




Preparar un almíbar con:

- 50 ml. de agua
- 100 ml. de vino blanco seco
- 150 g. de azúcar
- canela en rama.

- piel de 1 limón


Preparación


- Batir en un recipiente los huevos un poco (como para tortilla).

- Incorporar el azúcar, leche, mantequilla y mezclar.

- Añadir la harina, levadura, canela, sal y 3 manzanas peladas y picadas como para tortilla. Revolver hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

- Echar en un molde desmontable, untado con mantequilla o forrado con papel vegetal.

 - Adornar con láminas de manzana cortadas muy finas procurando que queden de forma ordenada.


- Meter en horno precalentado a 170º unos 45 minutos.


- Comprobar que la tarta está cocida, pinchando con un palillo en el centro.

- Preparar el almíbar poniendo todos los ingredientes al fuego. Revolver un poco y dejar cocer hasta que el azúcar se disuelva por completo. Retirar la piel de limón y la canela.

- Una vez cocida, sacar la tarta del horno y en caliente, distribuir el almíbar por encima con la ayuda de un pincel.


- Dejar enfriar sobre una rejilla metálica y desmoldar una vez que esté fría.

- Si no se come en el día, conservar en el frigorífico, como cualquier otra tarta que lleve fruta entre sus ingredientes.