domingo, 25 de enero de 2015

Patatas a la Importancia rellenas de Jamón


Los que me seguís, sabéis que les estoy dando una segunda oportunidad
a algunos de los platos que ya he publicado hace varios años,
 y entre ellos se encuentran las patatas a la importancia.

 Es este un plato tradicional, sencillo y rico donde los haya.

 Las patatas a la importancia pueden ir rellenas o no, pero yo siempre las preparo de este modo.

 Es una plato un tanto "entretenido" de elaborar, pero merece la pena,
 y a pesar de que las patatas guisadas de un día para otro, no aguantan demasiado bien,
 en éste caso, el guiso gana en sabor, ya que se empapa de la sustancia del caldo
 y al día siguiente, están incluso más buenas :-)


Ingredientes


- Patatas
- Jamón serrano cortado en lochas finas
- Harina
- Huevos
- Cebolla
- Ajo
- Perejil
- Pimienta Negra
- Vino Blanco
- Azafrán
- Caldo de Carne o Pastilla de Caldo Concentrado
- Sal


Preparación


- Pelar y cortar las patatas en rodajas como de 1/2 cm. y salar, no demasiado, teniendo en cuenta que el jamón ya es salado.

- Meter un trozo de jamón entre cada dos rodajas de patata, e ir preparando de este modo todas las patatas.

- Rebozar cada paquetito de patata en harina y huevo e ir friendo en abundante aceite caliente.

- Sacar a una fuente y dejar a la espera.

- Elegir una cazuela holgada para guisar las patatas para evitar que se deshagan al cocer, y pochar en esa cazuela abundante cebolla picada muy menuda. (Freir la cebolla lentamente para que no tome color).

- Machacar en el mortero los ajos, con el perejil y unas bolitas de pimienta y desleir con el vino blanco. Dejar a la espera.

- Una vez que la cebolla esté bien pochada, añadir una cucharada de harina para que espese el caldo y rehogar unos minutos, para quitarle el sabor a crudo.

- Añadir el majado del mortero, y dejar cocer el conjunto unos minutos para que se evapore el alcohol.

- Agregar el caldo de carne, o la pastilla de caldo desleida en el agua necesaria para cubrir las patatas.

- Añadir unas hebras de azafrán un poco tostadas, o azafrán en polvo.

- Rectificar de sal.

- Distribuir las patatas que teníamos reservadas y dejar que cuezan lentamente, cubiertas de caldo, el tiempo necesario hasta que al pincharlas se vea que están bien blanditas.

- Cuando estén en su punto, apartar del fuego y dejar reposar tapadas 10 ó 15 minutos, antes de servir.


jueves, 22 de enero de 2015

Tarta de Chocolate y Melocotón al Cardamomo


El fin de semana se presenta frío y desapacible,
de modo que es la oportunidad perfecta para encender el horno,
 y pasar un momento entretenido preparando una rica tarta como esta.

 Lo cierto es que yo la he disfrutado en pleno verano,
 rodeada de naturaleza y con unos melocotones de Calanda que eran una delicia,
 pero nada impide que se pueda disfrutar de un postre tan rico también en invierno, ya que, afortunadamente,
 podemos encontrar frutas en conserva muy aceptables
 para este tipo de postres, de modo que a encender los hornos,
 y a meter las manos en la masa ;-)

Para la Tartaleta



- 100 g. de mantequilla en pomada
- 85 g. de azúcar
- 1 huevo
- 165 g. de harina
- 1 g. de levadura química
- una pizca de vainilla en polvo
- un pellizco de sal



Para el Relleno



- 50 g. de mantequilla en pomada
- 50 g. de azúcar
- 1 huevo
- 70 ml. de leche
- 100 g. de harina
- 20 g. de cacao en polvo
- 5 g. de levadura en polvo
- 3 melocotones (pueden ser en conserva, si no es la época de ellos)
- una cucharadita de cardamomo



Para el Acabado



- 50 g. de gelatina para dulces
- azúcar glas



Preparación



- Comenzar preparando la tartaleta, mezclando la mantequilla con el azúcar, la sal y el huevo.

- Añadir la harina tamizada con la levadura y la vainilla y amasar hasta obtener una textura suave y bien integrada.

- Envolver la masa en papel film y dejar una hora en el frigorífico

- Una vez que esté fría la masa, extender sobre la superficie de trabajo enharinada, colocar en un molde desmontable, dándole la forma de tartaleta y dejar a la espera.

- Preparar el relleno, batiendo la mantequilla en pomada y el azúcar hasta que adquiera un tono blanquecino y añadir el huevo, la leche, sal y las semillas de cardamomo molidas. Batir hasta que todo quede bien integrado.

- Incorporar la harina tamizada con el cacao y la levadura. Batir de nuevo y rellenar con esta mezcla la tartaleta del molde.

- Partir por la mitad los melocotones, eliminar la pepita y cortar en rodajas sin llegar abajo.

- Colocar las mitades de los melocotones sobre la mezcla  y presionar un poco para que queden bien asentados.

- Hornear a 170º unos 30 minutos o hasta que al pinchar en el centro, se vea que ya está cocida.

- Sacar del horno y en cuanto se enfrie pintar la fruta con la gelatina y espolvorear con azúcar glas.