viernes, 21 de noviembre de 2014

Bizcocho de Mandarinas


Hay que consumir frutas de temporada,
 ya que es cuando están en su punto optimo de sabor, maduración, y precio.
 Las mandarinas en este momento, son una auténtica delicia.
 A mi me las envían directamente de Valencia desde hace 4 años y estoy encantada.


Naranja Extrema es una empresa familiar, con una seriedad y calidad de producto
 que es lo que hace que en cuanto llega la temporada hasta que finaliza,
les lleguen un montón de pedidos por mi parte durante toda la campaña,
 pues es un lujo hacer el pedido, y en cuestión de 24 horas, que llegue la caja a casa habiendo recogido
 las naranjas del árbol pocas horas antes.
 Las naranjas son totalmente naturales, sin ningún tratamiento químico
 y el sabor es incomparable con cualquier tipo de naranja que se pueda comprar en el mercado,
 ya que los intermediarios, tratan la fruta en sus almacenes, sometiéndolas a procesos de maduración artificiales, ceras y tratamientos para su mejor conservación y aspecto, lo que hace que el sabor y el aroma no sean los mismos que cuando el producto es natural. 

Quiero aclarar, que esta es una información totalmente desinteresada
 y los que me seguís, sabéis que en mi blog nunca hay publicidad.
 Simplemente lo hago, porque mi experiencia desde hace años con esta empresa es tan positiva,
 que al igual que comparto mis recetas,
 ésta no deja de ser otra de mis facetas relacionadas con la cocina
 que también quería compartir,
 por si le pudiera ser de utilidad a alguien de los que os asomáis a Dulce y Salado.

Ingredientes


- 3 mandarinas
- 220 g. de azúcar
- 4 huevos
- 100 g. de mantequilla en pomada
- 230 g. de harina
- 1 sobre de levadura
- una pizca de sal


Para la glasa


- 200 g. de azúcar glas
- 2 cucharadas de zumo de mandarina


Preparación


- Echar el azúcar y la piel de 1 mandarina en cualquier robot de cocina y batir hasta que la piel de mandarina quede pulverizada.

- Añadir las 3 mandarinas peladas y batir de nuevo hasta que queden como un puré.

- Incorporar los huevos y continuar batiendo, hasta que éstos doblen su volumen.

- Añadir la mantequilla en pomada, y mezclar suavemente para que no se baje el volumen de los huevos.

- Hacer lo mismo con la harina tamizada junto con la levadura y la sal.

- Cuando esté bien integrada toda la mezcla, verter el contenido en un molde untado de mantequilla y harina y meter en horno precalentado a 170º durante 30 minutos, o hasta que al pinchar en el centro del bizcocho, la aguja salga seca.



- Una vez que esté cocido, sacar del horno, dejar templar, desmoldar y dejar enfriar sobre una rejilla.

- Cuando esté totalmente frio, bañarlo con la glasa de mandarina, mezclando el azúcar con el zumo de mandarina. Debe quedar una textura consistente (como si fuera una bechamel), por lo que hay que echar el zumo poco a poco para que no quede una mezcla líquida.


9 comentarios:

Doris mis cosillas dijo...

Que tierno y exquisito te a quedado huuuuu.Bssss

Esther Outón dijo...

Te ha quedado precioso!! Que pintaza tiene, y con sabor a mandarina nunca lo hice y tiene que estar delicioso, y que corte uumm para mi desayuno sería muy agradecido...Besss

Marisa G dijo...

Querida Nieves, te honra publicar una receta tan espectacular en la que publicites un producto de calidad sin obtener nada a cambio.
Has hecho muy bien en elegir nuestras mandarinas valencianas. Ahora es la época de mandarinas, las naranjas, aún no están maduras.
Yo también recibí hace unas semanas una caja de mandarinas y están deliciosas.
Pero vamos a lo que interesa. El bizcocho se sale de la pantalla. Además del sabor, el glaseado que le has puesto, la forma, el corte... todo, todo, hace que no nos podamos resistir y que nos entre un mono de dulce bien grande.
Ayer recomendé tu blog a una compañera del curso de restauración de muebles que es una muy buena cocinera.
Seguro que te visitará silenciosamente y me lo contará.
Por cierto, sé que la mantequilla le aporta sabor y textura, pero imagino que si la sustituyo por aceite, no pasará nada.
Muchos besos y que pases un buen fin de semana.

Gemma dijo...

La foto del corte habla por sí sola, se ve super jugoso y con un color precioso. Con la la glasa de mandarina, queda muy vistoso y seguro que más goloso.

PINKY dijo...

Nieves menos mal que ya desayune sino vienes al blog y te encuantres sin fotos porque hasta en fotos apetece este bizcochin , que cosa mas rica quien pillara un cachin con el cafetin de media tarde , que maravilla
besinos

São Ribeiro dijo...

É um fruto que gosto muito
O bolo ficou lindo o interior esta uma delicia
Bom fim de semana
bjs

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Me encantan todas las fotos que ilustran esta rica receta, sean las del bizcocho entero o las del corte, si es que con la vista ya comemos.
Tienes razón ahora las mandarinas están muy ricas y el sabor que le han de dar al bizcocho es extraordinario.
Besos.

Mari Carmen depostres dijo...

¡Que rico!
pero es que hija mia, con esas fotos me como todo lo que me pongan. Tus fotos siempre perfectas.
El bizcocho debe estar buenísimo y alegra cualquier desayuno o merienda.
Desde luego una de las ventajas de tu blog es la ausencia de publicidad.

Besitos.

Ángeles Ágora dijo...

No hay más que ver el corte para saber que es delicioso;me encantan las mandarinas así que ya tengo deberes para el próximo bizcocho.
Un besín.