jueves, 29 de noviembre de 2018

Pan de Espelta con Suero de Mantequilla, Frambuesas y Semillas de Calabaza



Los nutricionistas nos están advirtiendo de las bondades del pan casero o pan de calidad,
 al mismo tiempo que nos avisan de los pocos beneficios que aporta
 el pan que nos venden en la mayoría de establecimientos dedicados a este fin.

 Preparar un pan, para el que nunca lo hizo, parece una labor muy complicada,
 pero es mucho más sencillo de lo que parece
 y el placer de poder disfrutar de un pan casero es grande, y saludable.

 Tiene, además, la ventaja de que se puede hacer de todo tipo de sabores
 para combinar con todo tipo de comidas, tanto dulces como saladas.

 Por otro lado, es un alimento que se puede congelar sin que pierda sabor ni cualidades.

 En este caso, la receta está elaborada con suero de mantequilla,
 pero como soy consciente de que poca gente la tendrá a disposición,
 este ingrediente  se puede cambiar por la misma cantidad de agua o leche sin ningún problema.

 El resultado es un pan tierno, un poco húmedo y con un sabor delicioso.

 Se acerca el fin de semana y es el momento de dedicar un poco de tiempo a la cocina.

 ¡¡Animo, meter las manos en la masa, y elaborar vuestros propios panes!!

Ingredientes



- 300 g. de suero de mantequilla (ver receta)
- 30 g. de miel 
- 500 g. de harina de espelta
- 10 g. de sal
- 100 g. de frambuesas deshidratadas
- 50 g. de semillas de calabaza
- copos de avena para espolvorear



Preparación


- Templar un poco el suero de mantequilla y la miel y disolver la levadura en el líquido templado.

- Poner la harina y sal en un recipiente amplio o en cualquier robot de cocina. Añadir la mezcla del suero y levadura y amasar.

- Cuando la masa esté en su punto, incorporar las frambuesas y semillas de calabaza. Amasar de nuevo hasta que queden bien integrados. Formar un rulo y meter en un molde alargado forrado con papel vegetal.

- Tapar con papel film y dejar levar hasta que doble su volumen.

- Una vez que haya levado, pincelar la superficie con un poco de agua o aceite y espolvorear con abundantes copos de avena (este paso se puede suprimir)

- Meter en horno precalentado a 200º y hornear unos 30 minutos o hasta ver que ya está cocido. 

- Dejar enfriar sobre una rejilla.



6 comentarios:

LA COCINERA DE BÉTULO dijo...

Hacer pan casero ayuda a alejar el estrés y merece la pena comer luego un pan rico y sano.
Para unos desayunos buenos el pan que nos traes, de los que se disfruta de principio a fin.
Besos.

Marisa G Thermofan dijo...

Hola Nieves. Yo no paro de hornear pan y mira que se aprende y se disfruta. El sábado publico uno que te gustará y ayer otro que también salió muy bueno.
Me gusta y uso mucho la espelta y por eso tu pan me ha enamorado. Sano y rico. No podemos pedir más.
Besos.

Cuca dijo...

El corte de este pan es absolutamente hipnótico. Esos arándanos junto con esa miga invitan a comer un trozo tras otro. ¡Besos mil!

Nenalinda dijo...

Uummmmmmmmmmmm pintaza tiene ese pan ,no me ves pero no he dejado de hacerte la ola ,me encanta la foto del corte es una pena no poder meter la mano y dar cuenta de un trozo seguro esta de rexupete.
Bicos mil y feliz finde wapisima.

Esther Outón dijo...

Hola Nieves!!
Que delicia de pan, estoy desayunando y un par de rebanadas me vendría de perlas, que rico se ve, y que corte, se me cae la baba, un apn ideal y sano, desde luego como el pan casero para mi no hay ninguno y como huele la casa al hornearlo, se ve espectacular. ...Bess

Pilar dijo...

Nieves, el preparado de todo tipo de panes es mi asignatura pendiente, imagino como huelen vuestras casas cuando lo estáis preparando y lo delicioso y SANO que es, me he comprado libros, he leído montones de recetas, sólo lo intenté una vez y quedo un mazacote increíble.
Este pan tuyo tiene todos los números para ser una delicia, húmedo, miel, semillas de calabaza, frambuesas, en fin me quedo con la admiración y... la envidia, brrr!!!. Un beso