domingo, 11 de enero de 2015

Buttermilk Casero



El buttermilk o suero de mantequilla, se obtiene de batir la nata de la leche,
 para la obtención de la mantequilla.
 Al agruparse la materia grasa para formar la mantequilla, se desprende el suero de la leche,
 de sabor ligeramente agrio, con una densidad más espesa que la leche y más ligera que la nata. 

En España no era muy frecuente su utilización, por lo que tampoco es fácil de encontrar,
 aunque hoy en día, en las grandes superficies, ya es habitual su presencia.

 Se suele utilizar en cocina para marinar carnes o añadir en ensaladas, pero sobre todo,
 en donde se le puede sacar más partido, es en repostería o en la elaboración de panes,
 ya que contribuye a que las masas tengan mejor sabor y mayor esponjosidad.

 Si no se encuentra este preparado para nuestras recetas,
 la forma de elaborar un producto muy similar, es sencillo. 

La proporción es la siguiente:


Ingredientes para un buttermilk ligero

- 250 ml. de leche 
- 20 ml. de zumo de limón (o vinagre)


Ingredientes para un buttermilk más denso (para ciertas tartas o bizcochos)

- 125 ml. de yogurt
- 125 ml. de leche
- 20 ml. de zumo de limón


Preparación


- Mezclar bien todos los ingredientes con unas barillas y dejar reposar 10 minutos a temperatura ambiente.

- Se obtendrá una apariencia de leche cortada. En ese momento el buttermilk estará listo para utilizar. 


8 comentarios:

Esther Outón dijo...

te quedo fabuloso!! no se bien porque pero a veces aunque espere bastante no me queda con esa textura...Bess

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Qué bien explicado, la verdad es que no se encuentra en todos los sitios y no queda otra que hacerlo en casa.
Me gustan mucho tus recipientes, son muy bonitos y alegres.
Besos.

Marga Morguix dijo...

Es curioso: de pequeña, me encantaba tomar la leche cortada con zumo de limón, ¿quién iba a sospechar que era "buttermilk"?, jajajaja.
Me viene muy bien esta receta, me la apunto.
Un beso.

Maria Jose dijo...

Nieves mi suegra hacia mantequilla, me recuerdo muy bien cuando la hacia el liquido que se separaba de la materia grasa ellos le llamaban leche mazada y a mi marido le encantaba beber y ahora es la famosa buttermilk, bsss

Raquel dijo...

Gracias por la receta aquí eso es demasiado exótico para encontrarlo jaja
Besicos sorianos

Bego R dijo...

Yo no le ponía el yogur , a partir de ahora la haré asi que me gusta como queda......A veces lo he buscado en el LIdl que decían que lo vendía , pero nunca lo encontré y de todas formas , mejor hacerlo nosotras que es un momento y queda genial.
Gracias Nieves. Un abrazo.

Gemma dijo...

Gracias por poner la receta y las cantidades, pues cerca de donde vivo es impossible encontrar buttermilk en ninguna tienda. Tengo alguna receta que lo utiliza y no sabía como sustutuirlo, ahora ya las podré hacer :)

Nuria Eme dijo...

Hola guapísima !!!
Me lo llevo todooooo. La receta, las fotos, la cerámica.
Biene bien tener este tipo de recetas a mano, aunque si te confieso nunca lo he utilizado.
Guardadito está.
Besotes gordos mi niña, feliz semana.