domingo, 16 de noviembre de 2014

Moros y Cristianos


Aquí en Asturias, por fín, ha llegado el frio, por lo que ya apetecen los platos de cuchara. 
En este caso, aprovecho para actualizar un plato tradicional heredado de mi abuela y de mi madre:
 los moros y cristianos,
 que según parece, hacen referencia a la lucha en España entre cristianos (arroz) y moros (judías negras).

 La receta atravesó fronteras, llegando incluso a formar parte del recetario cubano con su famoso arroz, que se encuentra en cualquier punto del Caribe o Brasil.

 Es un plato nutritivo que se complementa perfectamente, y que está cayendo en desuso.

 Las legumbres se están dejando de consumir con la frecuencia debida,
 siendo ricas en proteínas, hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales y un bajo contenido en grasa.

 Por ello es beneficiosa para las personas con colesterol alto,
 ayudando a combatir problemas con carácter circulatorio;
 mejora el tránsito intestinal, ayudando a combatir el cáncer de colon y recto,
 y ayuda en los problemas de diabetes, 
ya que reduce la velocidad de absorción de azúcares, ayudando a regular la glucosa presente en la sangre.

 ¿Se puede pedir algo más a un humilde plato de legumbre y arroz?

Ingredientes


- 500 g. de alubias negras (moros)
- 1/2 cebolla
- 1/2 pimiento rojo
- 1 zanahoria
- 1 diente de ajo
- unas ramas de perejil
- 1 cucharadita de pimentón dulce
- 1 hoja de laurel 
- arroz blanco  


Preparación


- Poner las alubias en remojo la noche anterior, en abundante agua fría.

- Al día siguiente, clarar bien y desechar el agua del remojo.

- Echar las alubias en una cazuela, añadirles todas las verduritas picadas bien menudas, junto con el pimentón, el laurel y un buen chorro de aceite de oliva virgen.

- Cubrir con agua fría y cocer a fuego suave un poco destapadas e ir añadiendo agua fría en pequeñas cantidades, siempre que lo necesiten.

- Sacudir la cazuela de vez en cuando para que el caldo vaya espesando (no revolver con cuchara, para evitar que las alubias se rompan).

- Hay que procurar que no queden demasiado caldosas, y que el caldo quede un poco espeso.

- Una vez que estén cocidas, se les añade la sal, se retiran y se dejan reposar unos minutos.

- Preparar un arroz blanco, según se tenga por costumbre.

- Moldearlo con flaneras o tacitas pequeñas untadas de aceite para facilitar el desmoldado, y servir las alubias con el arroz blanco.


12 comentarios:

Ángeles Ágora dijo...

Jo,qué ricos y en mi casa no los quieren.
Te cambio un Platón por una barra de pan ;)
Besinos.

Ángeles Ágora dijo...

Un Platón ,no,jaja,este corrector es la bomba,un platin.

asj dijo...

Uff qué pinta y no lo conocía la verdad. Aquí ha llegado el fresquito, el frío un par de días pero bueno, ya vendrá jajaja

besos

Maria Jose dijo...

Que nombre mas curioso Nieves me ha llamado la atención, pero el contenido me encanta aunque junto habas y arroz nunca lo he comido, pero todo se andará, bikiños

Gemma dijo...

No conocía este nombre para esta receta... El resultado de combinar la legumbre con el arroz es muy nutritivo, estos platos no deberían olvidarse nunca...

Silvia T. Clarasó dijo...

hola!!! que bueno por favor, pues nada que hace unos días estuve por Asturias y aunque este plato no lo probé queda en pendientes, una delicia!
besos

Esther Outón dijo...

Esta receta es nueva para mi, no la conocia para nada, estas alubias me encantan,pero asi jamás las he comido...Bess

Mamen Varela García dijo...

Aqui por fin llego el frio, y estos platitos vienen perfectos para entrar en calor, una maravilla de plato y presentacion, un besito linda

Maritornes dijo...

Hoy coincidimos con las legumbres, Nieves. Qué pena que poco a poco nos vamos olvidando de platos de cuchara tan ricos como este. No conocía la receta, pero debe ser una auténtica delicia. Así que tomo nota para probar en casa estos moros y cristianos.

Un besazo, guapa

PINKY dijo...

Nieves , estas comidinas de cuchara son de lo mas apetecibles para estos dias que nos estan llegando mas frios , ademas si estan asi de bien presentadinos para que queremos mas , se comen solos , un lujo en la mesa
besinos

CUATRO ESPECIAS Por ELENA ZULUETA DE MADARIAGA dijo...

Un auténtica delicia! Y LOS plato de cuchara son de deliciosos!

Delicias Baruz dijo...

Qué ganas de meter la cuchara y untar con el pan. Un plato de 10. Un abrazo, Clara.