jueves, 13 de marzo de 2014

TARTA SANTIAGO



La tarta de Santiago tiene la categoría suficiente para no necesitar ningún tipo de presentación. 
Su característica principal es que entre sus ingredientes no lleva harina. 
Se puede encontrar en cualquier pastelería del Camino de Santiago 
(desde Roncesvalles hasta Santiago de Compostela) 
y ahora también formará parte del recetario de mi cocina 
porque es deliciosa :-)

Ingredientes


- 250 g. de almendra molida
- 170 g. de nata
- 4 huevos (separadas las claras de las yemas)
- 200 g. de azúcar
- ralladura de 1 limón
- una pizca de sal
- azúcar glas para adornar


Preparación


- Mezclar la almendra molida con la nata. Tapar el recipiente y dejarla un día reposando en el frigorífico.

- Al día siguiente, batir las yemas con 50 g. de azúcar, hasta que ambos ingredientes queden bien integrados.

- Agregar la ralladura de limón y la sal.

- Montar las claras de huevo con el azúcar a punto de nieve y añadir a la preparación anterior, mezclando suavemente para que las claras no pierdan volumen, hasta lograr  que todos los ingredientes queden bien integrados.

- Verter en un molde forrado con papel vegetal o untado de mantequilla, de 24 cm. para que el preparado no alcance una altura de más de 2 cm. 


- Meter en horno precalentado a 170º y cocer durante 20 ó 30 minutos (depende de los hornos). Se sabrá cuándo está cocida, pinchando con una brocheta en el centro. En cuanto la brocheta salga limpia, y la tarta tenga un tono dorado, sacar del horno, pues si se cuece en exceso, quedará reseca.

- Dejar templar en el molde; desmoldar, colocar sobre una rejilla para que enfríe totalmente, y espolvorear con abundante azúcar glas, colocando encima una plantilla de la cruz de Santiago o una concha.


13 comentarios:

David Boulangerie dijo...

Te ha quedado genial! Me encanta esta tarta y aquí es difícil encontrar un sitio donde la hagan buena. Por eso voy a animarme a hacerla, a ver que tal, ya que no parece difícil.
Si tienes tiempo pásate por mi blog recién inaugurado, gracias :)

Maria Jose dijo...

Mira que ya hace tiempo que no la hago y eso que nos encanta, principalmente a mi hija y antes la hacia muy a menudo, que buena te ha salido, bikiños

Doris mis cosillas dijo...

Un manjar de diosesss.Gracias por tu tarta.Besosss

Mamen Varela García dijo...

Suelo hacerla en Navidad o año nuevo, tengo la receta de una amiga Gallega que para mi es un tesoro, la suelo hacer porque a mi sobrino es el dulce que mas le gusta, pero curiosamente no la tengo editada, te quedo espectacular y seguro que riquisima Nieves, eso no me cabe dudas, y esas fotos estan diciendolo claramente, un beso

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Una tarta riquísima y ese aspecto tan jugoso que tiene dan ganas de comer un buen trozo con un café con leche o un té.
Besos.

maria --decorecetas-- dijo...

algún dia de estos me dignaré a hacerla...que ira que no saco hueco

PINKY dijo...

Nieves que buena ,fijate que nunca habia visto esta receta que dejas parte del preparado de un dia para otro ,pero desde luego queda genial
besinos

Encarnita dijo...

Una tarta muy rica,y muy curioso lo de dejar reposar la almendra y la nata .besinos

Gemma dijo...

Todo un clásico de nuestro recetario popular. Tiene el éxito asegurado en cualquier momento del día.
Ahora mismo me tomaría un trocito para desayunar ;)

Iratxe dijo...

Absolutamente de acuerdo Nieve, ¡es deliciosa!. Una pregunta: la almendra ¿la compras ya molida o la mueles tu?. Un besote.

foodtravelandwine dijo...

Que delicia....la hago sin nata asi que probare tu version!....deliciosa!.......Abrazotes, Marcela

nieves dijo...

iratxe, la almendra la suelo moler yo, porque me inspira más confianza. Tengo la certeza de que es almendra pura, y creo que también gana en sabor si se muele en el momento :-)

PILAR dijo...

Estoy de acuerdo contigo: Es deliciosa! y a ti te ha quedado de lujo.
Besos