jueves, 16 de enero de 2014

KUGELHOPF



Ingredientes


- 150 ml. de leche
- 2 cucharadas de azúcar granulado
- 150 g. de mantequilla en cubos (más lo que se necesite para engrasar el molde)
- 1 cucharada de levadura seca de panadería (10 g.)
- 500 g. de harina de fuerza
- 1 cucharadita de especias spéculoos (especias dulces)
- 1 cucharadita de sal
- 3 huevos batidos
- 90 g. de frambuesas deshidratadas (o uvas pasas)
- 90 g. de almendras tostadas y picadas en trozos no muy pequeños
- 7 almendras enteras para adornar
- 50 g. de almendra en granillo



Preparación



- Hervir la leche en un cazo. Sacar 4 cucharadas en un cuenco y dejar que entibie.

- Agregar el azúcar y la mantequilla al cazo y revolver hasta que se derrita la mantequilla y el azúcar se disuelva. Dejar enfriar.

- Echar la levadura en la leche, revolver y dejarla reposar 5 minutos, hasta que se disuelva.

- Echar la harina y la sal en otro recipiente y añadir la mezcla de la leche, los huevos y la levadura disuelta. (Reservar un poco de leche para el final del amasado, porque dependiendo del tamaño de los huevos y la absorción de la harina, puede necesitar más o menos líquido).

- Amasar durante 5 a 7 minutos para lograr una masa muy elástica y pegajosa (*). Cubrir con un papel film y dejar levar en un lugar cálido durante 1 y 1/2 horas o hasta que doble su tamaño.

- Engrasar el molde especial para el kugelhopf, o un molde de anillo, con abundante mantequilla. Refrigerar el molde hasta que la mantequilla se endurezca (unos 10 minutos). Engrasarlo de nuevo y espolvorearlo con la almendra en granillo.



- Hidratar las frambuesas con ron hasta que se hinchen (se puede acelerar el proceso, metiéndolas unos segundos en el microondas).

- Una vez que la masa haya levado, desgasificarla sobre la mesa de trabajo espolvoreada de harina.

- Escurrir las frambuesas, reservando 7 de ellas, e incorporarlas a la masa, con las almendras picadas.

- Repartir las almendras enteras y las frambuesas reservadas en el fondo del molde.

- Darle a la masa forma de rosca y adaptarlo al molde.

- Cubrir con papel film o con un paño de cocina y dejar levar en un lugar cálido unos 40 minutos, hasta que la masa llegue al borde.

- Precalentar el horno a 190º y hornear el kugelhopf hasta que se dore y comience a separarse de los lados del molde. Esto supondrá entre 45 y 50 minutos.

- Sacar del horno y dejar entibiar. Desmoldar y colocar sobre una rejilla para que se enfrie del todo.

- Espolvorear con azúcar glas antes de servir y adornar al gusto.


(*) La masa del kugelhopf es muy pegajosa. Es normal querer añadir más harina para que se asemeje a una masa convencional, pero es mejor resistirse a la tentación para evitar que se endurezca.