jueves, 28 de febrero de 2013

Magdalenas de Mantequilla



La técnica principal para obtener una deliciosa y bonita magdalena se basa sobre todo, en batir muy bien los huevos 
para meter el máximo aire posible en la masa y de este modo que aumente su volumen. 
Para ello la Thermomix es una herramienta muy útil, aunque lógicamente se puede hacer con cualquier tipo de batidora.

El segundo paso, es dejar reposar la masa en el frigorífico al menos una hora o más 
(se pueden hacer de un día para otro). 

Tercero: llenar las cápsulas de papel 1/3 de su capacidad y meter éstas 
dentro de un recipiente rígido de metal, silicona o flaneras de aluminio, 
ya que la masa es demasiado pesada y densa, 
deformando consecuentemente el papel y creciendo de este modo a lo ancho y no a lo alto.

 Cuarto: hay que meter la masa muy fría, en el horno muy caliente (unos 220º)
(exactamente igual que se hace con el hojaldre). 
De este modo, con el cambio brusco de temperaturas, la masa sube 
y rompe formando el deseado copete.

En mi caso, que utilicé moldes más bien pequeños, no es tan espectacular, 
pero si se utilizan moldes grandes,
la apariencia es aún más llamativa.

Ingredientes


- 250 g. de mantequilla 
- 250 g. de azúcar + el azúcar necesario para espolvorear
- 250 g. de harina
- 4 huevos
- 80 g. de coñac
- ralladura de 1 limón
- 2 cucharaditas de levadura química
- una pizca de sal


Preparación con Thermomix



- Cortar la mantequilla en trozos y fundir en el microondas. Dejar enfriar.

- Poner la mariposa en el vaso de la Th, echar los huevos y el azúcar y programar: 5 m. - 37º  - V. 3 ½  y a continuación programar sin temperatura: 5m. - V. 3 ½.

- Añadir el coñac, ralladura de limón y la mantequilla fundida y fría. Programar sin temperatura: 30 s. - V. 3 ½.

- Mezclar la harina con la levadura y la sal. Tamizar y añadir a la mezclar en dos veces programando cada vez: 20 s. - V. 3 ½.

Para lograr que las magdalenas tengan copete:



- Echar la masa a un recipiente con tapa y dejar que descanse en el frigorífico al menos una hora (se pueden preparar de un día para otro).

- Meter las capsulas de papel de las magdalenas en recipientes rígidos de metal o silicona, ya que con el peso de la masa, la càpsula de papel se abre haciendo que la magdalena crezca a lo ancho, en vez de a lo alto, motivo por el cual, el copete no aparece.



- Rellenar las 3/4 partes del molde, puesto que con el calor crecerá y si se llenan demasiado, la masa rebosará.


- Espolvorear abundantemente con azúcar granulado.

- Meter en horno precalentado a 220º. Bajar la temperatura a 200º (yo utilizo el turbo por arriba y por abajo) y cocer unos 15 minutos (hasta ver que están doradas, y al pinchar en el centro se vea que están cocidas).