lunes, 4 de febrero de 2013

CASADIELLES FRITAS



Receta copiada  del blog de Rosa "Las recetas de mi abuela", 

Ingredientes 



- 1 yema de huevo
- 110 ml. de agua
- 110 ml. de aceite
- 110 ml. de vino blanco 
- 125 g. de mantequilla derretida
 - 450/500 g. de harina de repostería 
- 1/2 sobre de levadura Royal 
- una pizca de sal



Relleno

- 700 g. de nueces picadas 
- 150 g. de azúcar 
- 2 cucharadas de anís



Preparación del Relleno

- Tostar las nueces en una sartén unos 3 minutos. 

- Picarlas de modo que queden trocitos pequeños, pero procurar que no queden molidas. Es agradable encontrar los tropiezos a la hora de comer. 

- Echar en un recipiente, y añadir el azúcar y el anís (se puede utilizar cualquier otro licor, aunque lo típico de les casadielles, es el anís).

- Mezclar bien todos los ingredientes y dejar a la espera. 

Preparación de la Masa




- Echar en un recipiente todos los ingredientes, menos la harina y el levadura y mezclar bien.

  - Añadir la harina y la levadura, dejando algo de harina para el final, ya que dependiendo del tipo de harinas, hay ocasiones en que la masa admite más o menos.

  - Mezclar de nuevo hasta que la harina haya absorbido todos los ingredientes y se vea que cuesta trabajo manejar la masa.

  - Sacar a la mesa de trabajo enharinada y amasar hasta lograr una textura suave y manejable. Será en este momento, cuando se vea si hay que añadir más harina.

  - Tapar el recipiente con papel film y meter en el frigorífico unas dos horas (yo al igual que Rosa, dejé la masa toda la noche en el frigo. Al día siguiente la saqué, la dejé templar y la amasé de nuevo un poco).

- Estirar la masa bien fina, e ir cortando rectángulos.

  - Echar una cucharada de relleno en el centro y cerrar plegando la masa sobre el relleno.

  - Sellar los extremos con un tenedor para evitar que se salga del relleno.

  - Cuando se tengan les casadielles formadas, comenzar a freir.

- Echar abundante aceite de sabor suave para que no le aporte sabor a la masa (yo utilizo aceite de girasol) y echar la corteza de un limón en el aceite para que pierda totalmente el sabor y aromatizarlo un poco.

 - Cuando la corteza del limón esté dorada, retirarla y comenzar a freir les casadielles en aceite bien caliente, pero evitando que se caliente excesivamente, ya que se quemarán por fuera, y no se harán por dentro.

  - Una vez que ya estén doradas, sacarlas a una fuente sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

 - Espolvorear con azúcar glas una vez que hayan enfriado, ya que si la masa está caliente, absorberán el azúcar.

- Se pueden hacer también al horno. Yo hice las dos versiones, puesto que hice el doble de la cantidad que indica la receta, y para guardar y que duren unos días, pensé que quizás se conserven mejor las horneadas.