viernes, 16 de marzo de 2012

RISOTTO DE ORICIOS (ERIZOS DE MAR)



Ingredientes para 4 personas


- 400 g. de arroz bomba
- 2 cebollas grandes
- 2 vasos de vino blanco
- 160 g. de oricios
- 60 g. de queso parmesano rallado
- 1 litro de caldo
- el agua de los oricios
- sal
- 8 cucharadas de aceite



Preparación de los oricios



Los oricios se pueden tomar crudos...


- Lavar con agua fria los oricios para eliminar la posible suciedad que puedan tener entre sus púas y si se van a consumir en crudo, simplemente se abren a la mitad con un par de tenedores haciendo palanca... 


...Sacar las yemas con una cucharilla ¡y a comer!


... o cocidos



-Lavar como los anteriores y ponerlos en una olla con la boca hacia arriba para que no pierdan su agua.



- Echar un dedo de agua. Tapar la olla y esperar a que aparezcan los dos anillos que indica la máxima presión. Apagar y retirar la olla del fuego. Cuando haya perdido la presión, sacar los oricios.



- Para cocerlos en una cazuela tradicional, poner agua a hervir y  echar los oricios en tandas. Cuando el agua rompa el hervor de nuevo, se dejan cocer un minuto y se sacan del agua.

- La forma más fácil de abrirlos, es quitándoles por la parte de la boca un círculo como de 4 cm. de diámetro.



- Sacar con una cucharilla las yemas o gónodas que son cinco y se encuentran distribuídas como una estrella, desechando la parte oscura que contienen los oricios. Colar el caldo y reservar.

- Se pueden congelar perfectamente, metiendo en un recipiente las yemas, junto con el agua que suelten.



Preparación del risotto


- Poner a calentar el caldo junto con el agua de los oricios

- Picar la cebolla muy menuda y poner a pochar en el aceite y cuando ya esté blandita, subir un poco el fuego para dorarla un poco.

- Echar el arroz con la cebolla y sofreirlo un poco, hasta que quede ligeramente transparente.

- Añadir el vino y remover hasta que se evapore el líquido.

- Seguir removiendo el arroz e ir añadiendo el caldo poco a poco (en tres o cuatro veces), esperando a que se vaya consumiendo el anterior, antes de añadir el siguiente.

- Cuando ya esté añadido todo el caldo y aún esté el arroz un poco jugoso, añadir el queso y la carne de oricios. Remover y dejar reposar diez minutos.

- Pasado el tiempo de reposo, servir de inmediato para que aún esté jugoso.