domingo, 14 de noviembre de 2010

MASITAS DE VIENA CON MASA DE LEVADURA HOJALDRADA




Ingredientes





- 300 g. de harina de fuerza
- 30 g. de espuma de levadura (ver receta)
- 2 yemas de huevo
- una pizca de sal
- 200 ml. aprox. de leche tibia
- manteca fundida
- mermelada de moras (o la que guste)
- 8 cucharadas de azúcar glas
- 3 cucharadas de zumo de limón (aprox.)




Preparación




- Preparar la espuma de levadura.

- Poner la harina sobre la mesa de trabajo en forma de volcán y meter en el centro las yemas, la espuma de levadura, un poquito de leche templada y una pizca de sal. (No utilizar toda la leche al principio, pues dependiendo de las harinas, hay ocasiones en que es necesario más o menos líquido).

- Mezclar bien las yemas, junto con la espuma de levadura y la leche y amasar con la harina, hasta conseguir una masa suave y blanda, pero no pegajosa. (Ir agregando leche, según lo vaya necesitando la masa).

- Estirar bien fina la masa, pincelar con manteca fundida, espolvorear por encima con harina y doblar por la mitad.

- Repetir esta operación 3 veces más hasta conseguir cuatro dobleces.

- Meter en el frigo 30 minutos para que descanse la masa.

- Dividir la masa en dos porciones iguales. Estirar cada porción bien fina y colocar en el centro dulce o mermelada al gusto (yo utilicé mermelada de moras).

- Enrollar la masa, sin apretar.

- Cortar porciones como de 2 cm.

- Colocar en la placa del horno, sobre silpat o papel vegetal, con los cortes hacia arriba y dejar levar tapadas con un paño de cocina, en un lugar cálido hasta que doblen su volumen.

- Pintar con huevo batido o con mantequilla fundida.

- Cocer en horno precalentado a 170º durante 15 minutos aprox. (hasta que se vean doradas). Si se doraran demasiado, y no estuvieran aún cocidas, tapar con un papel de aluminio para que no se quemen.

- Sacar del horno, colocar sobre una rejilla y pintar con una glasa de azúcar glass y limón. Para ello, poner el azúcar glas en un recipiente e ir echando poco a poco el zumo de limón, hasta conseguir una textura bastante densa. Bañar las masitas recién salidas del horno (en caliente).

- Dejar enfriar, y guardar en una lata o recipiente hermético.