martes, 29 de junio de 2010

PAN FACIL INTEGRAL (SIN AMASADO) DE CENTENO


Ingredientes


- 250 g. de harina de espelta
- 250 g. de harina de centeno
- 20 g. de sal
- 375 ml. de agua
- 2 sobres de levadura seca de panadería
- 1 cucharada de lecitina de soja
- 20 g. de miel
- semillas de sésamo para espolvorear


Preparación

- Echar en un recipiente amplio todos los ingredientes secos (menos las semilllas de sésamo).

- Hacer un hueco en el medio y echar la miel y parte del agua. Es mejor ir añadiendo agua según lo vaya pidiendo la masa, ya que dependiendo de las harinas, hay ocasiones en que necesita toda el agua (o quizás un poquito más) y otras veces se necesita menos, por lo que no es conveniente añadirlo todo desde el principio.

- Revolver ayudándose de una cuchara de madera hasta que todos los ingredientes estén bien integrados, y se vea que la masa está lo suficientemente hidratada. (En las fotos veis la masa recién mezclada, y al día siguiente, cómo ha levado ¡¡sin amasado!!)



- Tapar el recipiente con una bolsa de plástico, dejando espacio para que la masa suba y dejar levar el tiempo necesario hasta que se vea que ha duplicado su volumen. Es mejor hacer la masa por la noche y dejarla levar en el frigorífico hasta el día siguiente.

- Una vez que la masa haya levado, pasar ayudándose de la cuchara a un recipiente engrasado para que no se pegue.

- Aplastar un poco la masa con la cuchara para sacar el aire. Espolvorear con las semillas de lino y apretarlas un poquito con la mano, para que se peguen a la masa, pues de lo contrario se caerán del pan una vez cocido.Tapar con la bolsa de plástico y dejar levar de nuevo.

- Cuando haya doblado el volumen, darle unos cortes a la masa con unas tijeras o un cuchillo bien afilado y mojado en agua para que no se pegue a la masa.

- Meter en horno precalentado a 180º (con aire arriba y abajo) durante unos 30 minutos, o hasta que al golpear el pan suene a hueco.

- Si se desea una corteza crujiente, meter en la parte baja del horno un recipiente con agua en el momento de encenderlo y pulverizar las paredes del horno con agua en el momento de meter el pan. El vapor que se produce, es lo que hace que el pan adquiera la corteza crujiente. Se puede pulverizar a lo largo del horneado 2 ó 3 veces más. Al contrario que con las masas de bollería, en las masas de pan se puede abrir la puerta del horno y no por ello el pan deja de subir.

- Una vez que esté cocido, sacar del recipiente donde se haya horneado y colocar sobre una rejilla hasta que enfríe.

- Se puede congelar en rebanadas, y sacar directamente del congelador al tostador de pan o al microondas y queda como recién horneado.

2 comentarios:

Anonymous dijo...

Una preguntita: ¿se podría prescindir de la miel en esta receta?
GRACIAS.

nieves dijo...

ANONIMO, la miel en cualquier masa de pan ayuda a que éste no se reseque, pero se puede prescindir de ella sin ningún problema.

Saludos.